La compañía Vipiemme spa desde 1980 tiene presencia en Italia, en la industria de baterías eléctricas de plomo. La compañía inició su actividad con el objetivo de producir y vender baterías de plomo para vehículos tanto ligeros como pesados. Después de una primera fase de ensamblaje y comercialización, y por el entusiasmo y el aprecio mostrado por el mercado, VIPIEMME opta por una nueva política de la compañía dirigida a:

  • Integración aguas arriba del proceso de producción, con el objetivo de desarrollar internamente todo el proceso de transformación de las materias primas;

  • Garantizar con seguridad una calidad uniforme del producto;

  • Aumentar con fiabilidad los volúmenes de producción.

La política adoptada, con el apoyo de un compromiso financiero importante, premia a la Compañía, la cual, en poco tiempo, adquiere y consolida a través de sus productos, una excelente posición en el mercado en todo el territorio nacional.

En 1994 comenzó la construcción del nuevo establecimiento de producción: el complejo actualmente ocupa una superficie de 65.000 metros cuadrados, 15.000 de los cuales están cubiertos.

En 1996 el nombre de la empresa cambió de S.r.l. a S.p.a. y en el segundo semestre de 1997 se llevó a cabo la transferencia de la totalidad de la empresa al nuevo establecimiento de producción. La producción, después de un año de operación, como resultado del cumplimiento de los programas de puesta en marcha de las instalaciones fue de alrededor de 700.000 baterías. La filosofía que inspira la gestión, dedicada a la alta calidad de sus productos, lleva a la compañía a realizar un mayor esfuerzo económico, para garantizar que los estándares tecnológicos de la producción estén a la vanguardia respecto a los requeridos por el mercado: inicio de la producción de rejillas expandidas de plomo-calcio y la adaptación de toda la planta de proceso.

Pero no sólo esto: VIPIEMME también se ha convertido en un centro estratégico de experimentación e investigación para los fabricantes de maquinarias de procesamiento, que instalan y prueban nuevas maquinarias en la empresa.

“La innovación tecnológica es constante e implica muchos de los recursos financieros de la compañía, pero para garantizar con seguridad la uniformidad de la calidad del producto se necesita una inversión continua y la búsqueda de soluciones innovadoras relacionadas con la tecnología asociada a las baterías”, dice Alfredo Volpi, director general de la compañía.

VIPIEMME cuenta con dos laboratorios internos, uno químico y otro eléctrico para realizar todos los controles de calidad intermedios del proceso de fabricación.

Fiel a su compromiso con la innovación y la tecnología, VIPIEMME es una de las primeras empresas que introdujeron en el año 2001 la tecnología de cinta laminada en su proceso de producción. La compañía está cambiando actualmente su estructura organizativa, pasando de ser una pequeña empresa a una de medianas-grandes dimensiones, en proceso de ajuste y con grandes perspectivas de crecimiento y cambios de una organización orientada a la gestión. Actualmente, la producción está llegando a aproximadamente 1.000.000 de baterías al año, que se utilizan en el mercado de los repuestos, no sólo en Italia, sino también en el extranjero.

VIPIEMME ha encontrado en los últimos años grandes socios a escala europea, que se encargan de la comercialización de sus productos en casi todos los países europeos. De hecho, los productos VIPIEMME actualmente están presenten en muchos mercados, como: Europa, África, Oriente Medio y Estados Unidos.

También este año, VIPIEMME se ha sometido con resultado positivo al examen para obtener la certificación de su sistema de calidad según la norma UNI EN ISO 9001 junto a la certificación ambiental UNI EN ISO 14001. A su vez, el itinerario previsto se ha completado con la certificación OHSAS 18001 para la protección de la salud en el lugar de trabajo.

La facturación lograda en 2012 fue de alrededor de 40 millones de euros, obtenidos casi exclusivamente a través de la división arranque. La puesta en marcha de las instalaciones que actualmente podrían sostener una producción en 4 líneas de un total de 1.500.000 baterías aún no se ha completado, ya que el negocio principal de la compañía se está moviendo hacia nuevas áreas estratégicas. Desde 2002, de hecho, los esfuerzos de la compañía han estado involucrados en el segmento tracción y semiestacionario, con la creación de nuevos productos para nichos de mercado estratégicos.

¡No simples baterías, sino productos con alto contenido tecnológico!