.

.

CCA (Cold Cranking Amps) o lo que es lo mismo, corriente de arranque en frío, es la magnitud que determina la máxima corriente que una batería de 12 voltios puede suministrar durante 30 segundos a -18◦ C, mientras mantiene un voltaje de al menos 7.2 voltios.

Todas las baterías de arranque están testadas para determinar esta cifra en base a unos parámetros impuestos por una normativa, en FQS nos regimos por la EN (European Norms). Esta norma es aplicable a baterías de plomo-ácido con un voltaje nominal de 12 V, utilizadas principalmente como fuente de energía para el arranque de motores de combustión interna (ICE), iluminación y también para equipos auxiliares de vehículos ICE. Todas las baterías bajo este alcance deben cumplir funciones básicas que se prueban bajo la aplicación de UNE- EN 50342-1.

Las baterías bajo el alcance de la norma UNE-EN 50342-6 se utilizan para aplicaciones de micro-ciclo en vehículos que también se pueden llamar Start-Stop, En los coches con esta capacidad especial, el motor de combustión se apaga durante una parada completa del vehículo, durante el ralentí a baja velocidad o durante el ralentí sin necesidad de soportar el movimiento del vehículo por el motor de combustión interna. Durante las fases en las que se apaga el motor, la mayoría de los componentes eléctricos y electrónicos del coche tienen que ser alimentados por la batería sin apoyo del alternador.

La densidad del electrolito y el voltaje de circuito abierto de la batería de plomo ácido dependen del estado de carga y temperatura. El arranque de un motor de combustión, requiere, en un breve espacio de tiempo, corrientes muy elevadas de hasta cientos de amperios. La batería ha de cumplir este requisito también en invierno a bajas temperaturas. Además, el voltaje eléctrico no puede reducirse considerablemente durante el proceso de arranque, por eso, las baterías disponen de una resistencia interior pequeña.

¿Cómo se realiza esta prueba? La prueba se realiza a -18 °C. No obstante, el requisito EN se divide en dos niveles: EN1 y EN2.

EN1 – La batería tiene que alcanzar una tensión de 7,5 V después de 10 segundos, y tras descansar otros 10 segundos la batería debe descargarse a 0,6 V, completando así, un ciclo de 73 segundos en la segunda fase, con un periodo combinado total de 90 segundos. (El periodo inicial equivale a (10 s/0,6) 16,7 segundos).

EN2 – Como la EN1, salvo que el segundo periodo de descarga a 0,6 V debería alcanzar 133 segundos, con un tiempo total de 150 segundos. Este proceso depende del diseño de la batería y puede ser diferente según el fabricante, aún así, la relación entre EN1 y EN2 es: EN2 = 0,85 % a 0,92 % EN1.